jueves, 28 de abril de 2011

San Pedro Manrique: el recinto del fuego



Provincia: Soria
Sin lugar a dudas, uno de los lugares más espectaculares que se encuadra dentro de las denominadas Tierras Altas sorianas, es la población de San Pedro Manrique. Población en la que sobreviven antiquísimos cultos –probablemente de origen celtíbero y posteriormente cristianizados- entre los que destacan, posiblemente por ser mundialmente conocidas, las hogueras previas a la noche mágica de San Juan.
No es de extrañar, pues, que una celebración tan apegada a las raíces sampedreñas cuente con un recinto –el Recinto del Fuego- donde llevar a cabo una celebración tan carismática y especial.
Ubicado a los pies de la ermita de la Virgen de la Peña –apenas sobrevive la portadilla de su origen románico- las dimensiones del recinto resultan insuficientes para albergar al gran número de personas que, año tras año, se dan cita en el lugar conmemorando tan importante noche solsticial, cuyo comienzo tiene lugar a las doce en punto de la noche, con la demostración de los pasadores, en un espectáculo desde luego inolvidable y cuya visión recomiendo, pues es toda una experiencia.





video



martes, 26 de abril de 2011

La Piedra de las Brujas de Barahona

Provincia: Soria

Situado, aproximadamente, a unos 15 kilómetros de Medinaceli, menos de 5 kilómetros de Romanillos y a apenas 30 kilómetros de la medieval Atienza, ya en tierras de Guadalajara, el aspecto más conocido, y que de hecho, más fama revierte sobre Barahona, es la tradición referente a sus brujas.

La piedra que dicen de las brujas, está situada en los campos adyacentes; campos que, durante la Guerra Civil constituyeron un aeródromo y fueron soldados de este aeródromo quienes rompieron la piedra, buscando los tesoros que, según la tradición, ocultaba. De ahí, su aspecto actual.

Resulta curiosa, por otra parte, la disposición de ésta piedra de las brujas, situada en línea recta con la iglesia parroquial de Barahona.

Junto con Zugarramurdi, en Navarra y Trasmoz, en Aragón, Barahona constituye el triángulo peninsular brujeril por excelencia.

Una curiosidad, cuya visita recomiendo. También en las cercanías, apenas a una distancia de 2 ó 3 kilómetros, el pueblo de Villasayas y su iglesia dedicada a Nª Sª de la Asunción, en la que destaca la galería porticada, así como el pórtico de entrada, con motivos de posible influencia irlandesa.



video

domingo, 24 de abril de 2011

La fortaleza califal de Gormaz




Provincia: Soria

Situada en las inmediaciones de El Burgo de Osma, la fortaleza califal de Gormaz constituye una de las más importantes edificaciones defensivas que se pueden contemplar en lo que en tiempos se denominó la línea defensiva del Duero. Dada su privilegiada situación, su poder de observación se extiende a lo largo de kilómetros, abarcando panorámicas de increíble belleza, en tierras pertenecientes a varios municipios, como el propio Burgo de Osma, Berlanga de Duero e incluso Almazán.

A sus pies, el pueblecito de Gormaz; y menos de un kilómetro más adelante, una de las grandes maravillas del románico de los siglos X-XI: la ermita de San Miguel. Como en el caso de San Baudelio de Berlanga, la ermita de San Miguel esconde un inapreciable tesoro artistico en su interior. Sus extraordinarias pinturas, realizadas por la misma escuela, probablemente de origen mozárabe, que pintó los frescos de San Baudelio y también de la pequeña ermita de la Vera Cruz, en la localidad segoviana de Maderuelo, aunque en tiempos perteneció a San Esteban de Gormaz.

Subir hasta estas alturas y pasear entre los derruídos lienzos de las murallas, no deja de ser una experiencia gratificante e incluso ensoñadora, cuando el viento sopla, colándose por los recovecos de sus estancias, dejando a su paso ecos de un pasado grandioso y apenas conocido, pues se sospecha que hubo construcciones de otras culturas, quizás romanas y anteriormente celtíberas. Un lugar del espíritu, cuya visita recomiendo desde las páginas de este blog.





video

sábado, 23 de abril de 2011

Veruela y el Moncayo




'Genios del aire, habitadores del luminoso éter, venid envueltos en un girón de niebla plateada; silfos invisibles, dejad el cáliz de los entreabiertos lirios y venid en vuestros carros de nácar en los que vuelan uncidas las mariposas; larvas de las fuentes, abandonad el lecho de musgo y caed sobre nosotras en menuda lluvia de perlas; escarabajos de esmeraldas, luciérnagas de fuego, mariposas negras, venid y venid vosotros todos, espíritus de la noche, venid zumbando como un enjambre de insectos de luz y oro; venid, que ya el astro protector de los misterios brilla en la plenitud de su hermosura; venid, que ha llegado el momento de las transformaciones maravillosas; venid, que los que os aman, os esperan impacientes...'.

[Gustavo Adolfo Bécquer]


Provincia: Zaragoza

Dentro de los asentamientos humanos que se cobijan en las inmediaciones de un monte mítico y misterioso como es el Moncayo, destaca, con su milenaria presencia, su romanticismo y su añejo sabor a lejano pasado, el Monasterio cisterciense de Veruela. Veruela se localiza a las afueras del pueblo de Vera de Moncayo; a unos dos ó tres kilómetros de Trasmoz y a 5 kilómetros de distancia de Añón. Posiblemente, todos recordemos la extraordinaria figura, intelectual y eminentemente romántica, que se alojó un tiempo en sus dependencias: el extraordinario poeta Gustavo Adolfo Bécquer. Tanto él, como su hermano Valeriano, dejaron un extraordinario legado cultural -uno con la pluma y el otro con el pincel- que nos remite a un mundo sin duda mágico, recogido en las numerosas tradiciones y leyendas que circulan por el lugar. Un mundo invisible, pero espiritual, que se siente apenas se adentra uno en las antiguas dependencias monacales, paseando por las clarioscuras galerías de su claustro ancestral, poblado de reminiscencias bíblicas que algunos autores identifican con la historia de Job, o admirando las extraordinarias peculiaridades románico-góticas de su iglesia, presidida por la pequeñísima imagen de la Virgen del Moncayo, cuyo Santuario, hoy día reconvertido en albergue, se localiza cerca de la cima del mitológico monte. Delante del monasterio, una cruz nos recuerda, solitaria y misteriosa, la figura y el mundo del poeta; se trata de la Cruz Negra o Cruz de Bécquer.

Pero la mejor recomendación, quizás, sea dejarse imbuir por el espíritu que impregna las estrofas de ésta canción:


'Tenemos montañas, desiertos y llanos, la vieja cañada, la senda olvidada, sequía en verano; viejas carboneras, las minas de hierro, versos del poeta, las viejas recetas, la voz del zagüeño; la memoria yerma, la tala de anes, las tardes a cuestas, tantas horas muertas que aquí hemos pasado; acuérdate de este pueblo, que te vio correr de niño, acuérdate del Moncayo, de la bruja del castillo...'.



video

viernes, 15 de abril de 2011

Trasmoz, el pueblo de las brujas

Provincia: Zaragoza
Situado a una distancia aproximada de 10 kilómetros de Tarazona y a unos 3 kilómetros de Vera de Moncayo y el Monasterio de Veruela, el pueblecito aragonés de Trasmoz es sobradamente conocido por la tradición relativa a sus brujas, tema al que tiene dedicado un pequeño museo y también por ser uno de los lugares de cuyas leyendas y tradiciones se nutrió la fértil imaginación de Gustavo Adolfo Bécquer. De hecho, y como homenaje, existe una estatua del poeta junto a las murallas de su arruinado castillo. Un castillo que, según las leyendas, fue levantado por el Diablo en una sola noche, y desde el que se tiene una impresionante perspectiva de los valles circundantes y, por supuesto, del mítico, ancestral y misterioso Moncayo.Desde esta cima en la que está situado el castillo, por encima de la iglesia –en tiempos románica- de la Virgen de la Huerta, se domina prácticamente el pueblo en toda su extensión; y a veces, cuando el enfurruñado cierzo sopla con fuerza, parece traer a la imaginación antiguas historias e incluso escabrosos sucesos acaecidos en el lugar, como la bruja despeñada en tiempos relativamente recientes, tema que aún constituye tabú para los habitantes del pueblo.




video

jueves, 14 de abril de 2011

Las Hoces del Río Duratón


Provincia: Segovia
Las Hoces del Río Duratón, aparte de constituir uno de los lugares más apasionantes, no sólo de la provincia de Segovia, lugar en el que se hallan ubicadas sino también de toda la Península Ibérica, son receptoras de multitud de enigmas y misterios, muchos de los cuales aún permanecen sepultados por los, en ocasiones espesos ladrillos que separan leyenda y realidad. Denominado durante siglos como 'desierto del Duratón', bien se puede decir, con toda justicia, que en él nos hallamos inmersos de lleno en un genuino Lugar del Espíritu, cuya visita ha de brindarnos, estoy seguro, numerosas sorpresas. Obviando los primeros asentamientos humanos, que se remontan, cuando menos, a la Edad del Bronce, el lugar, por sus peculiares caracteristicas pronto se convirtió en un centro eremítico cuyas referencias se remontan, cuando menos, a la época visigoda y a la invasión árabe. A esa época pertenece el que quizás sea el más famoso de todos los eremitorios de la zona: la Cueva de los Siete Altares. Pero, posiblemente, el eremita más sentido y al que la tradición atribuye más milagros, sea San Frutos, cuya vida y obra se desarrolló de una manera muy similar a la del Santo Patrón de Soria: San Saturio. De hecho, el culto a San Frutos continúa perpetuándose a lo largo de los años, con la romería que se celebra el 25 de octubre en el cenobio que lleva su nombre. A San Frutos, se le representa con un libro abierto en sus manos. Cuenta la leyenda -y es bueno recordarlo, ahora que se habla tanto de 2012 y la Profecía Maya- que cuando los dedos del santo pasen la última página, se terminará el mundo. Culto reciben, también, sus hermanos, Valentín y Engracia, quienes, siguiendo su ejemplo, se retiraron a la Soledad de Dios en estas Hoces del Duratón. Corriente arriba, se localizan, así mismo, las ruinas del convento de la Virgen de la Hoz, de orígenes franciscanos y levantado en honor de Nª Sª de los Ángeles. Entre las poblaciones cercanas más pinturescas y de obligada visita, se pueden mencionar Sepúlveda, Cantalejo y Sebúlcor.


video

miércoles, 13 de abril de 2011

Córdoba: la Calleja de las Flores

Provincia: Córdoba

Una de las calles más emblemáticas de Córdoba, y a la vez más visitada por los turistas, es ésta Calleja de las Flores, situada en las inmediaciones de la catedral. Yo la conocí un mes de diciembre, de ahí que estuviera revestida con las típicas flores de Navidad. No obstante, la mejor época para visitarla, aquélla que se muestra en todo su esplendor, es la primavera. Desemboca en una pequeña plazuela, en cuyo centro hay una fuente, de planta octogonal, con una columna rematada en un capitel, probablemente de origen árabe. En una de las esquinas de la plazuela, hay también una librería y tienda de souvenirs, en cuyo interior -también como atracción turística- todavía existe un antiquísimo pozo árabe, de unos 15 ó 20 metros de profundidad. Desde la plazuela, y coronando la estrecha calleja, se tiene una espléndida vista de la torre de la mezquita-catedral.


video

martes, 12 de abril de 2011

La Mezquita de Córdoba

Provincia: Córdoba

Córdoba, sin duda, ocupa un lugar especial, tanto en el Mundo del Arte como en el Mundo del Espíritu. No en vano, fue el centro neurálgico de la España musulmana que ocupó la mayor parte de la Península Ibérica desde aquélla fatídica batalla del Guadalete, acaecida en el año 711, que supuso la desintegración y el fin de la monarquía visigoda.

Posiblemente, el mayor exponente de que la permisibilidad religiosa musulmana es un mito, lo tengamos en ésta maravilla que es la Mezquita. Un edificio, genuinamente celestial, que se levanta sobre los cimientos de la primitiva basílica visigoda de San Vicente, y que fue posteriormente convertida en mezquita-catedral, después de que, en 1236, las huestes cristianas al mando del rey Fernando III el Santo, tomaran la ciudad.

Considerada el santuario más importante de todo el Islam de Occidente, comenzó a levantarse en el año 765, por órden de Abderramán I; sucesivamente, fue ampliándose durante los siguientes emiratos; de manera que, una vez en su interior, se observarán diferentes estilos y ampliaciones, cuyos emires ejecutores fueron Abderramán II, Al-Hakem y Almanzor, el azote de los reinos cristianos. Si bien cualquiera de las partes sobrevivientes a la catedral ordenada levantar por Fernando III merece una atención especial, mi recomendación particular se centra en el Mirdhab, el lugar más sagrado de la antigua Mezquita, en cuya cúpula observaremos la estrella de ocho puntas que sirvió de modelo para algunas relevantes construcciones cristianas, como la cúpula de la iglesia de San Miguel, en Almazán, la cúpula de la iglesia del Santo Sepulcro, en Torres del Río, y en menor escala, una de las cupulillas de la Mezquita del Cristo de la Luz, en Toledo.

Si bien Córdoba es un maravilloso compendio histórico, artistico y cultural, recomiendo especial atención a la Judería, la Calleja de las Flores, el puente de San Rafael, sobre el Guadalquivir y la torre -que se supone fue del Temple- de la Calahorra.

De 8 a 9,30 ó 10 horas de la mañana, la Mezquita se puede visitar gratuitamente.


video

lunes, 11 de abril de 2011

Medina Azahara



Provincia: Córdoba

Situada al oeste de Córdoba, y a una distancia aproximada de 5 ó 6 kilómetros, al pie de las estribaciones de Sierra Morena, las ruinas de lo que en tiempos fue una de las ciudades más esplendorosas del Califato se presentan ante los ojos del visitante con un aura de misterio y leyenda insuperables.

Mandada edificar entre los años 936 y 940 por Abd-al-Rahman III, los textos medievales árabes son una fuente clásica que todavía transmiten el asombro y la admiración que causaba entre quienes la contemplaron en su época.

Cuenta con centro de interpretación, línea de autobús y aparcamiento habilitado. En las proximidades, se localiza también la hermosa ciudad de Almodóvar del Río, cuyo castillo medieval, bien merece una visita.



video

domingo, 10 de abril de 2011

La Sierra de Mágina y el Aznaitín



Provincia: Jaén

Sin duda, uno de los lugares más emblemáticos y misteriosos de la provincia de Jaén, es ésta Sierra de Mágina, y el curioso Pico Aznaitín que la corona. En el Aznaitín tenemos, sin duda, un lugar hermoso y extraño a la vez; una de esas cumbres por las que sintieron una especial devoción las culturas prehispánicas que poblaron el lugar; un lugar que asistió, testigo silencioso de la Historia, a las invasiones romanas, visigodas y árabes, de cuyas culturas aún quedan suficientes testimonios a todo lo largo y ancho de la provincia.

En el Aznaitín, estoy seguro, encontramos un lugar poblado aún por dioses ancestrales, cuyo recuerdo se pierde en las más oscuras de las leyendas. Es todo un espectáculo observar su imponente belleza, asistiendo, sin importar las circunstancias del tiempo, a esa demostración de carácter que hace que su cima se cubra repentinamente de niebla. Una niebla que, como una mortaja fantasmal, se cierne sobre el pueblo de Albánchez de Mágina, que se resguarda apaciblemente a su vera.

Tanto uno como otro, están situados a una distancia aproximada de tres kilómetros de Jimena, y a no mucha distancia de las ciudades hermanas de Baeza y Úbeda, lugares no menos emblemáticos y plagados de un aura de misterio y de leyenda sin parangón.

Es tradicional la leyenda de los juancaballo, los seres míticos que, según se dice, pueblan la cima y viven apartados en los más profundo de sus cuevas y vericuetos. Como tradicional es la andrajada, plato típico de la región, que recomiendo a todo aquél que un día se deje caer por el lugar.




video

viernes, 8 de abril de 2011

Fuente Sanza: nacimiento del río Arlanza

Provincia: Burgos

Se sitúa el nacedero de éste emblemático río -de sobra conocido por los amantes del Románico- a mitad de camino entre Quintanar de la Sierra y Neila. Un paraje realmente privilegiado, protegido por grandes extensiones de monte y bosque. Habilitado, dispone de mesas y bancos en sus riberas.

En las cercanías, están situadas las maravillosas lagunas glaciares de Neila. También merece la pena una visita a Neila, donde se localiza, así mismo, el nacedero de otro relevante río, también conocido por los amantes del Románico: el río Neila que, cinco kilómetros más adelante, en tierras de la Rioja, pasa a denominarse Najerilla.


video

miércoles, 6 de abril de 2011

El Monasterio de Piedra



Provincia: Zaragoza

Un paraje natural de primera magnitud, situado a 270 kilómetros de Madrid y a apenas 1 kilómetro de Nuévalos; compuesto de espesos bosques, jardines, grutas de diversas formas y tamaños, entre las que destaca la singular Gruta Iris, así como las cascadas que forma el río Piedra a su paso, mientras discurre impertubable entre farallones de vértigo, que alientan al espíritu con su belleza y su canción.

Lugar indispensable para gozar de la Naturaleza y sentir esas energías que discurren por el interior de la Tierra, a la que los antiguos celtas denominaban de diversas maneras, entre ellas como wouivres o serpientes.




video


El Monasterio de Piedra, cuenta, también, con alojamiento e instalaciones de primera magnitud. Dentro del Parque Natural, se realizan diversas actividades, entre ellas, una de gran belleza visual, como pueda ser, asistir al espectacular vuelo de las rapaces.


En las cercanías, se pueden visitar interesantes lugares, como Jaraba, población distante 13 kilómetros, que cuenta, entre otros lugares de interés, con el santuario de la Virgen de Jaraba, enclavado a mitad de un farallón rocoso y varios balnearios.




video

lunes, 4 de abril de 2011

Tiermes

Provincia: Soria

Dentro del término municipal de Montejo de Tiermes, en la confluencia con la Sierra de Pela y las provincias de Guadalajara y Segovia, la ciudad celtíbera de Tiermes, o Termancia, constituye uno de los lugares más extraordinarios de Soria.

Domina la bajada al yacimiento, la iglesia románica de Santa María de Tiermes, uno de los más interesantes exponentes del románico de la región. En las proximidades, se localizan pinturescos pueblos, como Pedro, con el nacedero del río que lleva su nombre y la ermita hispano-visigoda del siglo VII, de la Virgen del Val; Caracena, pueblo que aún conserva buena parte de su aspecto medieval y uno de los castillos más interesantes de la provincia. Cuenta, así mismo, con picota gótica, cárcel medieval y las iglesias románicas de San Pedro y de Santa María. También, puede ser interesante una visita a Retortillo de Soria, que aún conserva buena parte de sus murallas medievales.

A unos 25 kilómetros del yacimiento, está Ayllón, monumental ciudad segoviana, y a una distancia aproximada de 38-40 kilómetros, la emblemática ciudad soriana de San Esteban de Gormaz, con su flamante Centro de Interpretación del Románico, los restos de su fortaleza califal y dos de los primeros exponentes del románico de Soria: las iglesias de San Miguel y de Nª Sª del Ribero.

Tiermes se encuentra en la ruta del denominado Camino Cidiano


video

domingo, 3 de abril de 2011

Numancia



'Me gusta ir a Numancia cuando zumba el viento, cuando cae frío de las alturas, cuando todos los elementos cooperan en hacer triste, espantosa e inerme a la ruina...'.

[Juan Antonio Gaya Nuño: 'El Santero de San Saturio', Editorial Espasa Calpe]


Provincia: Soria

A 6 ó 7 kilómetros de Soria capital, y dentro del término municipal de Garray, se localizan los restos de ésta mítica ciudad, cuya épica historia es todo un canto a la gallardía y al amor por la libertad de un pueblo, el celtíbero, que nunca se resignó a ser dominado. Son múltiples las sensaciones que se experimentan paseando entre las ruinas de sus casas, o viendo el enclave desde más allá, desde cualquiera de los asentamientos romanos que rodearon la ciudad hasta su aniquilación final. La recreación de las torres de vigilancia o de las típicas casas celtíberas, es todo un logro que ofrece una visión más realista de un lugar sobre el que parece haberse asentado la maldición del asedio, pues actualmente su entorno está a punto de ser tristemente alterado con la construcción de un polígono industrial en las inmediaciones, estando, así mismo en proyecto, la edificación de la llamada Ciudad del Medio Ambiente.

De Garray, son dignas de mención la fiesta de los Santos Mártires, que se celebra a mediados de junio y en agosto, las fiestas y recreaciones celtíberas. Se recomienda una visita a la ermita de los Santos Mártires (antiguamente de San Miguel), situada a los pies prácticamente del yacimiento arqueológico. Aunque su estructura se ha visto notablemente modificada, aún quedan muchos elementos de gran calidad en su interior, que merecen atención y compensan la visita. Las vistas, además, son impresionantes. Como dato anecdótico, añadir que en Garray se unen los ríos Tera y Duero.




video

viernes, 1 de abril de 2011

Conquezuela

Cueva y ermita de la Santa Cruz

Situación: Conquezuela

Provincia: Soria

Situada a 15 kilómetros de Medinaceli, y a 3,5 kilómetros de Conquezuela y Miño de Medinaceli. Un enclave espiritual de primera magnitud, considerado como tal desde la Edad del Bronce, como poco, como demuestran las cientos de cazoletas que aún se aprecian en el interior de la cueva. Arco románico en la entrada. Se supone que la actual ermita se levanta sobre los cimientos de una ermita anterior dedicada a la figura de Santa Helena, madre del emperador Constantino y descubridora, según la tradición, de la Santa Cruz. Antiguamente, existía una laguna, visitada, entre otros personajes, por el rey Alfonso X el Sabio. Desde el año 2005, aproximadamente, se estudia la posibilidad de volver a recuperarla.


video