jueves, 14 de abril de 2011

Las Hoces del Río Duratón


Provincia: Segovia
Las Hoces del Río Duratón, aparte de constituir uno de los lugares más apasionantes, no sólo de la provincia de Segovia, lugar en el que se hallan ubicadas sino también de toda la Península Ibérica, son receptoras de multitud de enigmas y misterios, muchos de los cuales aún permanecen sepultados por los, en ocasiones espesos ladrillos que separan leyenda y realidad. Denominado durante siglos como 'desierto del Duratón', bien se puede decir, con toda justicia, que en él nos hallamos inmersos de lleno en un genuino Lugar del Espíritu, cuya visita ha de brindarnos, estoy seguro, numerosas sorpresas. Obviando los primeros asentamientos humanos, que se remontan, cuando menos, a la Edad del Bronce, el lugar, por sus peculiares caracteristicas pronto se convirtió en un centro eremítico cuyas referencias se remontan, cuando menos, a la época visigoda y a la invasión árabe. A esa época pertenece el que quizás sea el más famoso de todos los eremitorios de la zona: la Cueva de los Siete Altares. Pero, posiblemente, el eremita más sentido y al que la tradición atribuye más milagros, sea San Frutos, cuya vida y obra se desarrolló de una manera muy similar a la del Santo Patrón de Soria: San Saturio. De hecho, el culto a San Frutos continúa perpetuándose a lo largo de los años, con la romería que se celebra el 25 de octubre en el cenobio que lleva su nombre. A San Frutos, se le representa con un libro abierto en sus manos. Cuenta la leyenda -y es bueno recordarlo, ahora que se habla tanto de 2012 y la Profecía Maya- que cuando los dedos del santo pasen la última página, se terminará el mundo. Culto reciben, también, sus hermanos, Valentín y Engracia, quienes, siguiendo su ejemplo, se retiraron a la Soledad de Dios en estas Hoces del Duratón. Corriente arriba, se localizan, así mismo, las ruinas del convento de la Virgen de la Hoz, de orígenes franciscanos y levantado en honor de Nª Sª de los Ángeles. Entre las poblaciones cercanas más pinturescas y de obligada visita, se pueden mencionar Sepúlveda, Cantalejo y Sebúlcor.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario