martes, 24 de mayo de 2011

Chaorna

Provincia: Soria

A 13 kilómetros de Montuenga, siguiendo el curso de esa columna vertebral antediluviana que conforma el Alto Jalón, se encuentra Chaorna, uno de los pueblecitos más pinturescos de la provincia. Su historia, como no podía ser menos, es antigua y rica en matices. Conformado alrededor de un imponente farallón natural, en una de cuyas faldas puede observarse todavía una de las torres de vigilancia que se remontan a la época de la conquista árabe, se piensa, a juzgar por el nombre, que muchos de sus antiguos habitantes tenían un origen vasco, y que llegaron al lugar siguiendo los duros avatares de un periodo histórico apasionante, como es la Reconquista. No muy lejos de la torre de observación, se localiza la iglesia parroquial del pueblo que, aunque exteriormente no denota signos aparentes de interés, basados, por ejemplo, en un Arte, el románico, que dejó un auténtico legado cultual y cultural en la provincia, tiene un detalle relevante, que merece la pena mencionarse: su planta tiene la forma de una Tau (1).

Sus casitas, rudas y basadas fundamentalmente en la piedra, tienen la típica forma de las casitas montañesas que se localizan en zonas predeterminadas del norte peninsular, como pueden ser los Pirineos.

A la salida del pueblo, siguiendo la carretera que algunos kilómetros más adelante conduce a otros dos pueblecitos de cierto interés -Judes e Iruecha- antes de adentrarse en la provincia de Guadalajara, se localiza una curiosa fuente de tres caños, que posiblemente tenga un precedente en los cultos celtíberos a las ninfas de las aguas.

Sea como sea, de Chaorna sí que se puede decir que es un lugar pinturesco que merece la pena conocerse y sobre todo, visitarse con tranquilidad, dejando que el espíritu se relaje. Tanto el pueblo como el entorno, bien valen un buen paseo.

(1) El primero en percatarse de este detalle, fue el periodista, escritor e investigador soriano Ángel Almazán de Gracia. Suum cuique, Ángel.



video

No hay comentarios:

Publicar un comentario