domingo, 16 de noviembre de 2014

Sierra de Brabanza: lugar megalítico del espíritu


Galicia, en su conjunto, es un monumental parque histórico, donde resulta prácticamente imposible no tropezarse con mil y un lugares del espíritu, a cual más revelador e interesante. Si Lugo y Orense destacan por la proliferación de monasterios, en esa maravillosa zona compartida, que recibe el nombre de Rovoyra Sacrata, Pontevedra lo hace por la grandeza y abundancia de sus petroglifos y la provincia de A Coruña, por sus numerosos montes y sierras sagradas, en cuyo ambiente todavía se aspira el lejano hedor de un megalitismo, que fue especialmente intenso en ella. Este sería el caso de la Serra de Brabanza, un maravilloso conjunto natural, que se extiende entre varios concejos o axuntamientos, siendo los más significativos, quizás, los de Noya y Lousame. Es en pueblos situados al pie mismo de la sierra, como Moimenta, de donde parten diversas rutas, que recorren sus intrincados vericuetos, distribuyendo su rico patrimonio, en mámoas, dólmenes y menhires, no siempre fáciles de localizar, por estar generalmente ocultos por una generosa vegetación selvática. En la cima -detalle que recuerda a otros lugares sagrados, como el Santo Alto Rey, en la provincia de Guadalajara-, hay una base militar, el EVA 10. No obstante, la subida por carretera resulta cómoda, aun teniendo precaución por la proliferación de caballos sueltos, siendo las panorámicas que se obtienen, cuando menos impresionantes, y posiblemente, constituyan, también, la clave para adivinar por qué ese lugar fue tan importante y sagrado para las diferentes culturas y civilizaciones que nos precedieron.

video

2 comentarios:

  1. ¡¡¡Guau!!! ¡Qué maravilla de sitio! La panorámica es fantástica y el entorno, un camino que parece llevar al cielo, por supuesto, guiado por los caballos que salen a tú paso. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Es un lugar espectacular y el entorno, ya ves, digno de una bruja con tan buen ojo como el tuya. Deberías planearte una ruta por Noya y sus cercanías, hay cosas impresionantes. Claro que, por algo, siempre se dice que Galicia es mágica. Un abrazo

    ResponderEliminar