jueves, 31 de marzo de 2011

Ambrona

Provincia de Soria. Distante, aproximadamente, 15 kilómetros de Medinaceli, el valle donde se levanta en la actualidad el pequeño museo antropológico de Ambrona, esconde uno de los mayores yacimientos prehistóricos de la provincia. Unas parameras, donde el viento aún arrastra consigo el eco misterioso de los primeros homínidos que poblaron el lugar. Cercano, está el pueblecito de Ventosa, en cuyos terrenos se encuentran multitud de fósiles. También, en las proximidades, lugares de relevancia espiritual, como la pequeña cadena montañosa sobre la que se asientan la Cueva y la Ermita de la Santa Cruz, en Conquezuela, y restos paleolítcos y celtíberos, como los que se localizan dentro del término de Miño de Medinaceli.


video

miércoles, 30 de marzo de 2011

El Cañón del Río Lobos

Provincia: Soria-Burgos

Situado, aproximadamente, a 20 kilómetros de El Burgo de Osma y a 2 kilómetros de Ucero. Centro de Interpretación del Parque Natural. Se trata de un enclave natural de primera magnitud. Dispone de merenderos a la entrada del Cañón, y su entorno está envuelto en un halo de misterio, que se nutre de numerosas leyendas. Uno de sus elementos más singulares y atracción indiscutibles para investigadores, curiosos y turistas, es la ermita templaria de San Bartolomé, enclavada a mitad del Cañón, en una pradera situada enfrente de la denominada Cueva Grande, habitada ya en la Edad del Bronce, y también el puente de los Siete Ojos.

Por la parte de arriba, en dirección a San Leonardo de Yagüe, se encuentra el mirador de la Galiana, desde el que se obtienen unas vistas impresionantes. En Ucero, se recomienda dar un paseo por las ruinas de su castillo. Uno de los actos más interesantes, es la romería de San Bartolomé, que se celebra el 24 de agosto.


video

martes, 29 de marzo de 2011

Vozmediano y el nacimiento del río Queiles



Población: Vozmediano

Provincia: Soria

Situado a unos 10 kilómetros, aproximadamente, de Ágreda, en la frontera con Aragón. Lugar privilegiado que se asienta a la vera del mítico Moncayo, de Vozmediano destaca su impresionante castillo, desde el que se domina toda la población, así como ese sendero de mágicas connotaciones y sosiego, por el que discurre el curso del río Queiles -nótese su parecido con otro monte mítico, el Kailas- que nace en las cercanías, aunque realmente su verdadero nacimiento se desarrolla en el interior del Moncayo, de donde discurre por canales subterráneos. En una de las orillas, se localiza una interesante pisci-factoría.

Siguiendo la carretera general, se llega al interior del Parque Natural del Moncayo, a tiro de piedra de poblaciones de gran interés, como Vera de Moncayo (a las afueras, se ubica el legendario monasterio de Veruela y la Cruz Negra o Cruz de Bécquer), Añón, donde la Orden del Temple tuvo algunas posesiones, entre ellas, un molino, hoy día de propiedad privada. También, en las cercanías, se encuentra Trasmoz, famoso por sus brujas y algunos kilómetros más allá, una ciudad de cierta relevancia histórica, Tarazona, lugar de nacimiento del famoso actor cómico Paco Martínez Soria.




video

lunes, 28 de marzo de 2011

El Duero y San Saturio

'He vuelto a ver los álamos dorados,

álamos del camino en la ribera

del Duero, entre San Polo y San Saturio,

tras las murallas viejas

de Soria -barbacana

hacia Araón, en castellana tierra-'.

[Antonio Machado]


Sin duda uno de los rincones más apacibles, espirituales y mágicos de toda la provincia de Soria, es ésta ribera del Duero, a la que se accede a través de la Puerta de San Polo -antiguo monasterio templario y hoy día propiedad particular- encaminando al visitante por el paseo de Machado -aquél cuyos chopos tienen en sus cortezas grabadas iniciales que son nombres de enamorados, cifras que son fechas- hacia la ermita de San Saturio, Santo Patrón de Soria.

La ermita, de planta octogonal y antiguamente denominada de San Miguel de la Peña, se alza sobre la ladera del Monte de Santa Ana, accediéndose a ella por una intrincada red de túneles naturales que horadan la roca.

En la ribera opuesta, se encuentra una de las joyas indiscutibles del arte románico español, el Monasterio de San Juan de Duero, y al frente, el famoso Monte de las Ánimas, de la leyenda de Bécquer.


video

domingo, 27 de marzo de 2011

Fuentetoba, Soria: Cascada


Lugar: Fuentetoba

Provincia: Soria

Fuentetoba es una pequeña población, situada a 15 kilómetros de Soria capital y a otros tantos de Calatañazor, siguiendo el curso de la carretera N-234 (Soria-Burgos). La cascada se localiza a las afueras del pueblo, en una zona rodeada de chaléts y barrios residenciales de nueva creación. A la vera del Pico Frentes, lugar de nacimiento del arroyo denominado La Toba. Se trata de un pequeño rincón paradísiaco aunque, por desgracia, no siempre se tiene la oportunidad de ver la cascada en todo su esplendor. Se recomienda ir en época de lluvias. En el mismo sendero que conduce a la cascada, y dentro de propiedad privada, se localizan algunos restos de lo que, se supone, fue un convento medieval.


video

sábado, 26 de marzo de 2011

Muriel de la Fuente, Soria: la Fuentona


Localización: Muriel de la Fuente

Provincia: Soria

Situada, aproximadamente, a 5 kilómetros de Calatañazor y unos 30 kilómetros de Soria capital. Entorno mágico. Nacimiento del río Abión. A destacar, sus aguas cristalinas y el extraordinario color azulado-verdoso. En realidad, el Ojo de la Fuentona, como también se la denomina, oculta un auténtico dédalo de galerías, que se prolongan subterráneamente cientos de kilómetros. Apenas han sido exploradas. Los últimos datos al respecto, apuntan al equipo de Al filo de lo imposible, que realizaron inmersiones y obtuvieron un interesantísimo reportaje, durante los años 2004-2005.

En las inmediaciones, se encuentra otro espacio natural recomendable: el Sabinar de Calatañazor. Centro de recepción de visitantes. En el camino, la ermita románica de la Virgen del Valle, en cuya ladera se localiza un cementerio medieval.


video

Presentación


'Un día en el recinto sagrado de Karnac me dijeron: Te he llamado y has venido, no estás aquí por casualidad...'.
[M. Marc0]
No hace mucho, revisando mi biblioteca, encontré un pequeño libro, Egipto, Arte y Arquitectura, que una buena amiga me regaló en las Navidades de 2007. Una pequeña joya que había olvidado, no por ingratitud, sino porque vivo en una casa pequeña y por cuestiones de espacio, resulta inevitable que los libros se amontonen y en ocasiones se tapen unos a otros. De casualidad, pues, volví a reencontrarme con este pequeño amigo y al volver a tenerlo entre mis manos y abrirlo, leí la dedicatoria que prologa, tanto el blog como la presente entrada de presentación, y pensé que me venía como anillo al dedo, siendo, como soy, de la opinión de que las casualidades no existen y que cuando nuestros pasos nos encaminan hacia un lugar determinado, no hacen, si no, seguir unas coordenadas determinadas implantadas en lo más profundo de nuestro ser.
Hace tiempo que deseaba dedicar un espacio a hablar de lugares especiales; lugares que, de una u otra manera, han actuado, o mejor dicho, han atraído la atención del hombre desde el alba de los tiempos, siendo sacralizados y considerados de especial relevancia. A estos lugares, se les suele denominar como de Poder. Yo no estoy de acuerdo con esta denominación. Poder es una palabra que detesto y cuyas implicaciones me parecen no sólo inadecuadas, sino bárbaras también. Prefiero la denominación del Espíritu, porque me parece más en consonancia con esas características, inaprehensibles pero reales, que hacen que estar en ese lugar determinado, sea una experiencia trascendente y vital. Una experiencia por y para el Espíritu.
A lo largo de esta nueva aventura, espero poder presentar una buena recopilación de estos lugares; algunos, sobradamente conocidos, porque se ha hablado y escrito mucho sobre ellos. Otros, quizás menos espectaculares, pero no por ello menos relevantes. La idea, en principio, no es hacer entradas largas e incluso aburridas de leer, que terminen cansando en el segundo párrafo. La idea principal, simple y llanamente, es mostrar; mostrar esos lugares y en la medida que las imágenes lo consigan, hacer que cada uno saque sus propias conclusiones. Resulta evidente, que lo principal sería que todos tuviéramos la oportunidad de vivir dichas experiencias en directo; pero quién sabe, a lo mejor, y ese sería mi deseo, estas entradas puedan servir de guía y tal vez, sólo digo tal vez, alguien pueda un día seguir las huellas de este impenitente caminante y sentir que, de alguna manera, también figuraba en su destino esa llamada que, tarde o temprano, a todos nos llega y de la forma menos imaginada, nos hace ponernos en marcha.
Sea como sea, sólo me resta, en la presente presentación, expresaros mi más cordial bienvenida a esta nueva aventura -aventura del Espíritu- y en la medida de lo que cabe, desearos un feliz viaje y un feliz camino.