lunes, 28 de marzo de 2011

El Duero y San Saturio

'He vuelto a ver los álamos dorados,

álamos del camino en la ribera

del Duero, entre San Polo y San Saturio,

tras las murallas viejas

de Soria -barbacana

hacia Araón, en castellana tierra-'.

[Antonio Machado]


Sin duda uno de los rincones más apacibles, espirituales y mágicos de toda la provincia de Soria, es ésta ribera del Duero, a la que se accede a través de la Puerta de San Polo -antiguo monasterio templario y hoy día propiedad particular- encaminando al visitante por el paseo de Machado -aquél cuyos chopos tienen en sus cortezas grabadas iniciales que son nombres de enamorados, cifras que son fechas- hacia la ermita de San Saturio, Santo Patrón de Soria.

La ermita, de planta octogonal y antiguamente denominada de San Miguel de la Peña, se alza sobre la ladera del Monte de Santa Ana, accediéndose a ella por una intrincada red de túneles naturales que horadan la roca.

En la ribera opuesta, se encuentra una de las joyas indiscutibles del arte románico español, el Monasterio de San Juan de Duero, y al frente, el famoso Monte de las Ánimas, de la leyenda de Bécquer.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario