martes, 15 de octubre de 2013

El Duero y los Arcos de San Juan


'Ay seguir el camino que se aleja de todo,
donde no esté atajando la angustia, la muerte, el invierno,
con sus ojos abiertos entre el rocío...'.
[Pablo Neruda]
 
Si estas imágenes, vistas a ritmo de fado -que al fin y al cabo, es en Portugal a donde va a morir nostálgico el Viejo Duero- no te hacen vibrar, es que quizás la Poesía se ha alejado definitivamente del Mundo del Espíritu. Sea como sea, y entre un pequeño paréntesis, desde este blog se da siempre la bienvenida al Espíritu del Otoño. Lugares hay muchos, pero tan bellos, sugestivos y mágicos, realmente pocos.

video

2 comentarios:

  1. ¡¡¡Qué bonito!!! Un sitio que llega al alma como un fado, baila con todas las melodías, aunque he echado de menos la blanca nieve. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola, bruja: sí que llega al alma. El sitio es mágico, aunque a veces las personas rompan esa magia, que como muy bien sabes, se incrementa con la nieve, en épocas donde incluso al Viejo Duero se le congela la sonrisa. Yo también me acordé de la nieve y de otra persona, la última vez que la visité, vagando melancólico por los alrededores. Un abrazo

    ResponderEliminar