jueves, 26 de septiembre de 2013

Un viaje mágico por los Cañones del Sil


'Nave, nave mía.
El Oeste busco,
y campos
y montañas
siempre benditos...' (1)

Lugar: Orense y Lugo
Los Cañones del Sil, una octava maravilla, cuyo protagonismo es compartido por dos provincias gallegas, mediáticas, misteriosas, bellas, cuyos infinitos senderos miran también hacia el Oeste, como sabe bien todo peregrino y como buscaba Bilbo, ese entrañable personaje de la Tierra Media tolkiana: Orense y Lugo. Si contemplar, desde cualquiera de sus múltiples miradores, este generoso fenómeno natural ya constituye, de por sí, toda una experiencia sublime, tener la oportunidad de navegarlo, siquiera en un corto tramo -o quizás largo, circunstancia que a la postre, una vez embarcado, siempre se hace realmente corta- es algo verdaderamente espectacular. Una experiencia, donde los mensajes se convierten en paradigmas y éstos en frágiles poemas que, cual pompas de jabón -como esos mundos sutiles por donde navegaban también las Musas de Machado, antes de explotar e inmortalizarse en tinta- invitan a soñar. Picos escarpados, algunos con inequívoca forma de pirámide, se alternan, de tramo en tramo, con montes más dóciles en cuya espalda sansónica, se alternan hileras de sagradas cepas, cuya visión invita a degustar ese néctar noético, cuya denominación de origen, ribera sacra, indica a la perfección un lugar bendecido desde el alba de los tiempos. No en vano, desde luego, tanto en el interior como asomándose vertiginosamente a esos balcones labrados armoniosamente por los ríos Sil y Miño, estamos en una región donde proliferan, como un firmamento de estrellas anclado en tierra, el mayor número de monasterios de toda Galicia. Y aunque en este vídeo no se muestren, resultaría difícil, dejándose llevar por la imaginación y la corriente, no escuchar, arrastradas por las cantarinas aguas, el sonido, anclado en el tiempo o vagando en las riberas, de las campanas de sus torres y el Te Deum laudamus de las gargantas de unos monjes que glorificaban la Creación, desde este paraíso en que les tocó vivir.
Hacia el Oeste: buen viaje por los Cañones del Sil.

video
 
(1) J.R.R. Tolkien: 'La última canción de Bilbo', Editorial Planeta, S.A., 2010.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Parroquia de Santiago de Gaioso: río Ladra


Lugar: Lugo
 
Como ya se aventuraba en la entrada anterior, y antes de acceder a ese bosque sagrado donde se localiza uno de los monumentos megalíticos más extraordinarios, como son las Penas de Rodas, la ruta nos lleva por la Parroquia de Santiago de Gaioso y ese puente moderno que se eleva sobre el cauce del río Ladra. Un río y un entorno, que conforman uno de los más extraordinarios eco-sistemas de la provincia. Merece la pena detenerse unos minutos, y contemplar el curso apacible de unas aguas que discurren por un cauce donde proliferan todo tipo de plantas acuáticas que, de hecho, le confieren el aspecto que caracteriza las viejas historias de la mitología celta relacionadas con las Donas d'Auga y otros seres de elemental y mágica constitución.

video